<< Nuevo campo pa

¿Cómo funciona LipoCryo?
El sistema LipoCryo se basa en la aplicación en la zona elegida de un transductor que combina vacío para captar el tejido subcutáneo graso y criotecnología selectiva para enfriarlo.
Las células grasas (adipocitos) que se encuentran en el tejido subcutáneo son ricas en ácidos grasos saturados, lo que las vuelve especialmente sensibles al frío; por el contrario, los elementos colindantes como vasos sanguíneos, sistema nervioso periférico, melanocitos, fibrocitos o células pobres en lípidos son, en comparación, mucho menos sensibles al frío. Esta característica permite la degradación natural de los adipocitos sin dañar los tejidos colindantes.

¿Cómo se eliminan las células grasas?
El proceso de degradación de los adipocitos expuestos a la acción de la LipoCryo se realiza:

  • Directamente por cristalización, seguida de apoptosis y disolución progresiva de la célula, con liberación gradual de lípidos en un término comprendido entre 2 y 6 semanas.
  • Indirectamente por la lipolisis provocada por la estimulación del sistema nervioso simpático.

¿Cuántas sesiones hacen falta?
En función de la profundidad del tejido adiposo y de la reducción deseada, harán falta entre 1 y 3 sesiones. Es aconsejable un intervalo de 45 días entre dos sesiones.

¿Qué resultados podemos esperar con la LipoCryo y en cuánto tiempo notamos los resultados?
En función de la profundidad inicial del tejido graso, la pérdida media se situará entre 3 y 15 mm lo que, en porcentaje del tejido graso, corresponde a entre un 25% y un 45%.
Aproximadamente el 40% del resultado de la sesión será visible ya a los 15 días, siendo preciso esperar un mínimo de seis semanas para apreciar los resultados medios y decidir si hace falta otra sesión.

ra texto >>